En los últimos 16 años el mercado eléctrico mundial ha observado cómo fuentes energéticas alternativas al carbón, gas y petróleo han ganado espacios entre los países consumidores e incluso productores de energía, dada la demanda creciente que se ha observado, por lo cual muchas organizaciones han decidido iniciar su migración hacia este tipo de generación energética.

Entre las fuentes energéticas que más usuarios han sumado están la energía solar (fotovoltaica) y la eólica. Según informaciones provenientes de la Organización de Naciones Unidas (ONU), el sector fotovoltaico mundial ha experimentado un crecimiento medio superior al 40% durante los últimos ocho años, con una producción de megavatios en constante incremento.

La tecnología fotovoltaica ha pasado a ser competitiva en todos los segmentos del mercado, especialmente en aplicaciones de conexión a la red, ya que la mayor inversión en el sector ha dado lugar a importantes avances en la automatización, la eficacia de fabricación y la capacidad. Varios países punteros en la economía global, como Alemania, Japón y los Estados Unidos ya han adelantado cambios en sus estructuras para amoldarse a esta nueva realidad energética.

Al respecto el director Ejecutivo de ONU Medio Ambiente, Erik Solheim, afirmó que “el mapa de energía global está cambiando».

En este sentido se ha observado en la década reciente que energías que provienen de parques eólicos o paneles solares han ido desplazando a fuentes tradicionales como el petróleo, gas o carbón. Además se espera que entre el año 2030 y 2050 las emisiones de Dióxido de Carbono (CO2) desciendan a casi cero en todo el planeta, por lo cual el cambio es indetenible.

Energía solar en Venezuela

Venezuela, país históricamente productor de petróleo, no escapa a esta tendencia internacional del cambio energético y se ha observado cómo diversas compañías ofrecen productos y servicios vinculados a estas nuevas fuentes de electricidad, pero no sólo con un enfoque dirigido hacia empresas, industria o pymes, sino también que el campo residencial se ha anotado entre los posibles clientes.

Entre las compañías que han abanderado esta evolución energética en Venezuela se encuentra Corporación Solsica, que ya desde años atrás ha trabajado con sistemas de generación fotovoltaica para industrias, pero ahora también ha extendido su portafolio hacia paneles solares residenciales, debido a las tendencias de mercado y otras condiciones que apuntan a incrementar la necesidad de energías alternativas en muy poco tiempo en el país.

Para Solsica, el cambio a este tipo de alternativas se hará muy pronto. Aseguran que en menos de dos décadas las energías alternativas tendrán un espacio predominante en las economías de los países y la vida de las personas. Al respecto los paneles solares destacan porque tienen también la ventaja que no afectan al medio ambiente y su emisión de CO2 es cero.

 

Para contar con nuestros servicios relacionados con el área tecnológica, solo debes dirigirte al enlace web:

https://iamgbusiness.co/