Los Commodities vuelan y el Mundo hace cuentas

Los Commodities vuelan y el Mundo hace cuentas

Durante 2020, la incursión de la pandemia mundial del Covid-19 se metió en las vidas de todas las sociedades del mundo. Eso generó rápidamente un “descalabro” en los mercados para la gran mayoría de los commodities, no sólo los agrícolas.

El primero en depreciarse de manera notable fue el barril de petróleo, que hasta llegó a tener saldo negativo. Una obviedad si se piensa que el flujo del transporte se redujo de manera notable, tanto en el orden comercial como en el público en general.

El comercio internacional cayó, la economía de los países comenzó a mostrar números rojos, y el caos se apoderó sin aviso de la gran mayoría de los sistemas de salud del planeta.

El 2021, con lenta incursión de las vacunas contra el coronavirus, comenzó a devolver poco a poco una “sensación de normalidad” a los pobladores. A medida que el comercio, turismo, trabajo y otras variables fueron recuperando movimiento, se empezaron a ver los primeros cambios serios en el mercado mundial que llegan a este 2022 con una característica: precios por las nubes.

Commodities

A nivel energético, durante 2020 la extracción de petróleo disminuyó a medida que los precios descendían. Procesar el crudo comenzó a resultar negativo para las industrias, lo cual generó que la provisión de gas también se vea afectada, y por ende, la urea: el fertilizante nitrogenado por excelencia para cualquier producción agrícola.

Con menos producción de urea en el mundo, el fertilizante pasó de 271 dólares por tonelada en septiembre de 2020 a 460 en septiembre de este año. Un aumento del 70% de uno de los insumos más importantes de alimentos.

Acompañando esta suba, también se vieron incremento en el fosfato monoamónico en torno a un 71% y el fosfato diamónico un 67% y el glifosato un 20%.

Pero volviendo a los commodities, ya quedó claro que la baja demanda de combustibles fósiles (2020 y 1er trimestre 2021) afectó al precio y a la oferta. Sin embargo, desde mediados de 2021 el precio del petróleo continúa aumentando de manera notable, ya que la demanda se recompuso parcialmente y los stocks aún no llegan a cubrir correctamente esa necesidad.

Por esa razón, en la última semana el petróleo cotizó cerca de su mejor precio en siete años (87 dólares el barril), y según las previsiones de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) “el precio del barril de crudo podría alcanzar los 100 dólares en el primer trimestre de 2022 debido al bajo nivel de los inventarios globales“.

En abril de 2020 el barril de crudo rodaba los 18 dólares, en abril de 2021 ya se ubicada en 65 dólares y el promedio de este enero de 2022 indica un valor de 85 dólares. Es decir, la suba del petróleo desde que se inicio la pandemia hasta la fecha fue del 372%.

Agro

Como es bien conocido, el precio del petróleo impacta de lleno en las cotizaciones de los biocombustibles, y dejando de lado el de palma y otros, llegamos al bioetanol de maíz y el biodiesel de soja.

Por si además le faltara algo de pimienta al mercado, la ola de calor que azotó a Sudamérica ya descontó millones de toneladas en las estimaciones de producción de soja y maíz de Brasil y la Argentina, comprometiendo de esta manera la oferta de granos (y biocombustibles) del hemisferio sur.

Solo para poner un ejemplo, la semana pasada en el mercado de futuros del Matba-Rofex de la argentina, los precios de estos dos commodities evidenciaron su mayor precio de la historia. Para el maíz entrega en abril, el precio fue de 225,50 u$s/tn, mientras que la soja entrega en mayo alcanzó los 368,40 u$s/tn.

Otros

Con una relación similar a lo explicado, los precios de otros commodities también experimentaron a lo largo de 2021 una suba notable.

En este sentido el litio llegó a repuntar un 477% (42 u$s/tn), siendo uno de los componentes más importantes de las baterías que llevan los celulares, como la que usted tiene en este momento en la mano.

Para el caso del etanol, el aumento fue del 125% alcanzando los 3 dólares el galón (3,78 litros), y por último el carbón con un alza de 111% (170 u$s/tn).

Se pueden sumar también a la lista la Avena (+90,4%), Café (+78,4%), Gasoil (+61,7%), Nafta (+61,5%), Propano (+60.6%) y Gas para calefacción (+60,4%).

Perspectivas

Pero el tema se pone aún más “salado”, si consideramos el informe del Goldman Sachs, banco de inversión estadounidense, quien proyectó que las materias primas entrarán en un “súper-ciclo” que será impulsado principalmente por los commodities asociados a la energía (petróleo, litio, biocombustibles, etc.).

Según la estadounidense, es nuevo orden mundial del comercio será similar al que impulsó la creación del BRIC (Brasil, Rusia, India y China), y podría durar aproximadamente 10 años.

 

Para contar con nuestros servicios relacionados con el área de Criptomonedas, solo debes dirigirte al enlace web:

https://disvenserca.com/

Jhonn Lenon M

Emprendedor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: