La tecnología tuvo un amplio protagonismo en la CES 2022 y se espera que este año muchas industrias se sumen a la tendencia y nueva plataforma, que mezcla el mundo real con el digital. ¿Cuáles son las novedades? Acá te las contamos.

Es por lejos uno de los temas más relevantes del último año y la “Consumer Electronic Show” (CES), realizada la semana pasada, entre el miércoles y viernes, fue prueba de ello. Cuando Facebook decidió cambiar el nombre de la compañía a Meta, fue solo la antesala de lo que venía. El metaverso, un mundo que mezcla la realidad con lo digital y donde los usuarios pueden interactuar con distintas herramientas y medios, está en plena alza y diversas compañías se van subiendo poco a poco.

Lo de Meta podría leerse como una declaración de principios, porque tenían ya un camino iniciado con su Oculus Quest 2, pero debían desviar las miradas en plena crisis de confianza por parte de los usuarios. De todas maneras, marcó un antes y un después y fue solo cosa de tiempo para que distintas firmas hicieran eco de la empresa fundada por Mark Zuckerberg.

Riot Games había hecho lo suyo con “Fortnite” y las cabezas de la compañía confirmaron invertirían importantes cifras de dinero en desarrollar su propio ecosistema, y así otras, como Niantic -la compañía detrás de “Pokémon Go”-, que lanzó un kit para que los interesados pudiesen realizar sus propias aplicaciones para “llevar el metaverso al mundo real”.

En la pantalla
En la CES 2022, por ejemplo, Samsung abrió oficialmente las puertas de su Samsung 837X, un mundo virtual creado por la compañía y que está alojado en Decentraland, una plataforma de realidad virtual descentralizada impulsada por blockchain y que está compuesta por un determinado número de “parcelas virtuales”. La de la surcoreana es una de las adquisiciones más grandes de ese metaverso. Con avatares, los usuarios pueden recorrer distintas ubicaciones, como el Teatro de conectividad, donde los usuarios podían leer noticias sobre la firma en la CES; el Sustainability Forest, donde pueden caminar por bosques con cientos de árboles e ir cumpliendo misiones para conseguir NFT.

Más allá de esta “experiencia temporal”, durante el primer día del encuentro, la misma empresa mostró su “My house”, un evento especial que levantaron junto a Zepeto, una App donde los usuarios pueden crear avatares y emojis. Con esta herramienta, los usuarios pueden utilizar sus avatares para recorrer una casa, donde se observan productos de Samsung y otros artículos, acercándose levemente a una experiencia inmersiva. Lo más confuso, al menos para algunos, es que en la aplicación marcas reconocidas venden ropa para vestir a los avatares,

Wunderman Thompson, una agencia consultora, debutó con su propio metaverso. Su plataforma se creó en conjunto a Odyssey, y permite a los usuarios, posterior a la creación de un avatar, recorrer distintas salas y encontrarse con usuarios en ellas. El objetivo de crear su propio espacio es ayudar a los clientes y otras marcas a entender las capacidades de estas nuevas herramientas y cómo pueden serles beneficiosas.

En el mundo real
Pero las de Samsung y Wunderman Thompson son solamente “aventuras”, en comparación al proyecto que presentó InWith Corp. La estadounidense mostró su wearable que revolucionaría el mundo de los gadgets, con un lente de contacto especialmente construido para el metaverso, lo que podría significar que, en caso de utilizarlo, los usuarios podrían ver desplegadas sobre su propia vista objetos que no se encuentren ahí físicamente. En comparación a todas las demás soluciones, como los teléfonos móviles -en el caso de “Pokémon Go!”- o los lentes de realidad virtual (VR) -como el Oculus Quest 2-, los lentes de contacto sería una alternativa más ligera y fácil de llevar.

Y un poco más allá de la experiencia netamente digital fue Perfect Corp. La taiwanesa instaló un módulo en la CES, en la que los asistentes podían ingresar y probarse ropa con tecnología de realidad aumentada (AR) e incluso ver cómo resultaría un determinado maquillaje o ciertas joyas. Pero no solo eso, porque además podían hablar a través del mismo sistema con representantes de los productos. Este tipo de aparatos son prueba que el metaverso como lo entendemos va más allá de la pantalla o de los avatares virtuales, sino de mezclar lo digital en el mismo mundo real.

En el caso de Hyundai, la surcoreana especificó que utilizaría robots en el metaverso y denominó su incursión como “metamovilidad”. Básicamente, apuntó el presidente de la compañía, quieren que los cambios realizados en el metaverso puedan verse reflejados en la realidad. Todo con la ayuda de robots y generando gemelos digitales. Y desde que la empresa adquirió Boston Dynamics, ha invertido fuertemente en robótica. Bajo el nombre “Ampliando el alcance humano” -”Expanding Human Reach”, en inglés-, la empresa busca contribuir al reconocimiento de espacios a los que el hombre, por cualquier motivo, pueda no acceder.

 

Para acceder a nuestros servicios relacionados con el área de Tecnología Emergente, solo debes dirigirte al enlace web:

https://iamgbusiness.co/