Como cualquier sector de la industria marítima, el desguace de buques se ha visto afectado por los cambios y desafíos creados por la Covid-19 este último año. Los ponentes del evento de la Cámara Marítima Internacional «ICS Leadership Insights Live«, celebrado el 12 de mayo de 2021, expusieron algunas de estas repercusiones y lo que cabe esperar para el futuro.

Anil Sharma, fundador y director general de Global Marketing Systems -uno de los mayores compradores de buques para reciclaje del mundo- detalló la dinámica del mercado que ha impulsado el reciclaje de buques durante la pandemia. «Comercialmente ha sido un año de extraordinarios altibajos en el reciclaje de buques», dijo.

Hacia la mitad del último trimestre, el mercado se desplomó alrededor de un 5% y el valor de los buques cayó aproximadamente un 25%. «Tras una pausa de unos 30 días, el mercado indio volvió a estar en auge con una recuperación muy pronunciada en forma de V, que no se ha detenido desde el tercer trimestre del año pasado. Hemos visto un aumento de alrededor del 70% en los valores residuales y en los valores de la chatarra».

La tendencia de los tipos de buques que se reciclan se ha visto afectada en cierta medida por la pandemia. Sharma dijo que el 50% de los buques que se entregaron para su reciclaje en 2020 eran graneleros, de los cuales los Very Large Ore Carriers (VLOC) -alrededor de 30- constituían una gran parte. Sin embargo, debido a la solidez de los mercados de fletes, en 2021 se ha visto poca oferta de graneleros o portacontenedores. «Sí vemos muchos buques de alta mar y bastantes cruceros que vienen a reciclarse», señaló. Esto último se debe, sin duda, al enorme impacto que la pandemia ha tenido en el sector de los cruceros.

Impacto del Covid-19

Sharma señaló que, aunque el valor de los materiales reciclados ha aumentado, en gran parte debido a la caída de las exportaciones de acero de China y al aumento de la inversión en infraestructuras en la India, «realmente hemos tenido dificultades como vendedores de buques, como traders, como intermediarios, para llevar los buques de A a B».

Este no es el único impacto que COVID-19 ha tenido en la industria del desguace de buques.  Chintan Kalthia, director general de R.L. Kalthia Ship Breaking, describió una tormenta perfecta de problemas a los que se enfrentan actualmente los astilleros de Alang: «Muchos trabajadores se fueron a casa en la primera ola y no han vuelto. La segunda ola ha golpeado con fuerza. El gobierno ha anunciado que ninguna industria puede obtener producción de oxígeno que debe enviarse únicamente a instalaciones e institutos médicos de la India. Sin oxígeno, gran parte del trabajo de los astilleros se ha detenido. Por último, el número de barcos que llegan a Alang ha disminuido debido a las prohibiciones de cambio de tripulación en Dubái y Singapur, dos de los lugares con mayor participación en el envío de buques a la India para su reciclaje».

Como resultado, Kalthia dijo que el negocio en Alang ha caído por debajo del 50% en los últimos seis u ocho meses, y que los buques para reciclar van en su lugar a Pakistán y Bangladesh.

Las Tres «R»

Esben Poulsson, Presidente del ICS, señaló que los que trabajan en el sector del desguace de buques se han visto presionados para cambiar sus prácticas laborales: «En el pasado, el sector ha tenido una imagen negativa, ya que se le consideraba sucio, dañino y peligroso. Pero las cosas han cambiado mucho: han entrado en vigor múltiples normativas, como el Convenio de Basilea, el Convenio de Hong Kong de la OMI y el Reglamento de la UE sobre reciclaje de buques, y los desguaces trabajan para reciclar los buques de forma más segura y sostenible desde el punto de vista medioambiental».

Sharma espera cambiar la opinión de la gente sobre el desguace de buques en la India, afirmando que en su lugar debería hablarse de las tres «R»: «reducir, reciclar y reutilizar». Señaló que 92 estados de la India cumplen ya el Convenio de Hong Kong.

Necesidad de Transparencia

Andrew Stephens, director ejecutivo de la Iniciativa de Transporte Marítimo Sostenible (SSI), explicó que la misión de su organización es acelerar un enfoque voluntario impulsado por el mercado para las prácticas responsables de reciclaje de buques, impulsado por la transparencia, la mejora de la toma de decisiones y la creación de unas condiciones equitativas en toda la industria.

La SSI cuenta con 28 signatarios: 12 armadores, 5 propietarios de carga, 7 actores financieros y otras partes interesadas. La divulgación de las prácticas que los armadores utilizan para el reciclaje de buques es clave para esta iniciativa.

«Si los armadores son transparentes sobre sus políticas y prácticas, creemos que crearemos una competencia leal, mejoraremos el rendimiento y haremos que la industria rinda cuentas de los buques desde la cuna hasta la tumba».

Descarbonización y Reciclaje

El transporte marítimo también debe tener en cuenta el impacto que los esfuerzos por descarbonizar la industria tendrán en el reciclaje de los buques, y el problema de los activos varados. Stephens dijo: «El transporte marítimo se encuentra en una transición y un viaje importantes que requieren una reflexión y una planificación sobrias y claras. Hay medidas basadas en el mercado y un panorama normativo cambiante que repercutirá [en el reciclaje de buques] y que muy probablemente provocará una cascada de buques al final de su vida útil que necesitarán ser reciclados».

 

Para contar con nuestros servicios del área de Chatarra Industrial y Amarilla, Reciclaje, puedes visitar el sitio:

https://disvenserca.com/productos-y-servicios