Según va aumentando el parque de vehículos eléctricos en el mundo, aumenta la necesidad de elementos químicos para confeccionar las celdas que componen sus baterías. En menos de 10 años, de acuerdo a la Agencia Internacional de Energía, puede haber unos 245 millones de vehículos eléctricos. Los nuevos necesitan baterías, y los que se retiran de la circulación generan residuos que deben ser gestionados.

En 2017 se fundó la empresa estadounidense Redwood Materials, con sede en Carson City (Nevada). Se dedica al incipiente negocio de reciclaje de celdas para recuperar las materias primas que siguen haciendo falta para celdas nuevas. De acuerdo a su fundador, JB Straubel -también cofundador de Tesla-, Redwood Materials consigue las materias primas a un coste inferior al de la minería, por lo que su impacto medioambiental es muy inferior.

Desde el año pasado la empresa ha logrado más 740 millones de dólares en capital, mas aportaciones adicionales de Straubel, alcanzando una valoración estimada de 3.700 millones de dólares, cuenta Forbes. Estos fondos se van a utilizar para doblar la capacidad de procesamiento respecto al año pasado, el primero completamente operacional. En 2020 fueron 10.000 toneladas.

De momento los aportes de residuos vinieron de Amazon, uno de sus accionistas, Panasonic y Envision AESC, pero se ampliarán como «donantes» de baterías usadas tanto ERI, un reciclador de basura electrónica, como Proterra, un constructor de autobuses eléctricos. Para ello hará falta triplicar las instalaciones de la planta de Carson City en términos de superficie. Se levantará otro edificio y se contratarán más de 500 personas adicionales en el plazo de dos años.

Recuperar elementos como el litio, el níquel o el cobalto de las baterías que se han quedado fuera de uso resulta fundamental para reducir el impacto en el medio ambiente del auge de la electromovilidad. Antes de llegar a ese paso las baterías reciben segundos usos, la reutilización siempre debería ir antes del reciclaje. Además, el beneficio es doble, porque se evita tanto minado como tener más residuos no aprovechables.

En 2021 Redwood Materials va a recuperar varios gigavatios hora en materiales, teniendo en cuenta que 1 GWh son suficientes para poner baterías a 10.000-20.000 vehículos; más o menos se recupera el 95% de los componentes en cuanto a masa. La empresa irá aumentando su capacidad de reciclado, con vistas a montar más plantas de procesamiento tanto en Norteamérica como en la vieja Europa.

Por último, no hay que perder de vista de que si se cierra una economía circular en baterías, acaba reduciéndose la dependencia de países externos, donde están las materias primas, convirtiéndose también en una cuestión estratégica.

 

Para contar con nuestros servicios relacionados con el área de Reciclaje, solo debes visitarnos a través del enlace web:

https://disvenserca.com/productos-y-servicios