Una herramienta para detectar los diferentes tipos de censura que un pool de minería puede ejercer contra Bitcoin, ha sido lanzada esta semana por un desarrollador independiente.

El desarrollador, identificado bajo el pseudónimo b10c, anunció el lanzamiento de la página web miningpool.observer, a propósito del bloque de Bitcoin que, como reportamos en CriptoNoticias, fue minado con una declaración de conformidad con las regulaciones de la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) de Estados Unidos.

El explorador permite verificar las plantillas generadas como previsualización de bloques, contra la versión final de los bloques, para así comparar sus diferencias. La plantilla o template de bloque, es generada desde el cliente Bitcoin Core como un pronóstico de la conformación idónea de un bloque en base a las transacciones pendientes y sus comisiones óptimas, así como el límite de tamaño del bloque.

Si los mineros deciden incluir o excluir transacciones a las que estaban contempladas en esta previsualización, el resultado del bloque final será diferente. En esta variación, se concentraría el análisis para detectar el criterio de los pools de minería para confirmar transacciones.

Asimismo, el explorador muestra una lista de las transacciones que repetidamente no se han incluido en los bloques minados por los pools de minería. También, muestra las transacciones que están “en conflicto”, es decir, cuando dos o más transacciones de Bitcoin utilizan la misma salida (output) o UTXO.

El sitio maneja una serie de etiquetas para identificar la naturaleza de las transacciones que muestra, pero también toma como recurso una lista de direcciones sancionadas por la OFAC.

Sin embargo aclaran, que las transacciones pueden ser omitidas también por retrasos en la transmisión de las mismas entre nodos. Existe la posibilidad de que el nodo de Miningpool.Observer tenga una sincronización diferente con la red a la de los nodos de los pools de minería. Aunque obviamente no es mucha la latencia, sí puede haber variaciones.

Usuarios de Bitcoin reaccionan en contra de la OFAC y Marathon

Ante el bloque minado por el pool de minería Marathon, que afirma cumplir con las regulaciones de la OFAC, algunos usuarios han comenzado a enviar bitcoins “sancionados” a la dirección coinbase del bloque, la cual pertenece al grupo de minería.

Una de estas transacciones proviene de un bitcoiner de nacionalidad iraní, lo que entraría en conflicto con la prohibición de la OFAC a realizar transacciones financieras o de intercambio con personas o entidades de Irán.

Esto es lo que se conoce como un ataque de polvo, o dust attack, que consiste en “ensuciar” direcciones de Bitcoin con fracciones muy pequeñas de bitcoins sancionados o identificados como pertenecientes a mercados negros o ilegales.

Otro usuario, envió bitcoins relacionados al mercado negro de la web oscura (dark net) conocido como Hydra, en lo que es un movimiento de usuarios para demostrar cómo funciona Bitcoin y por qué la aproximación prohibitiva de la OFAC es incompatible con la lógica de este protocolo.