Stablecoins no son el Futuro de los Pagos, los Depósitos Tokenizados sí

Stablecoins no son el Futuro de los Pagos, los Depósitos Tokenizados sí

Los depósitos tokenizados son el instrumento que, para cuatro investigadores del Banco de la Reserva Federal de Nueva York, podrían suplantar a las monedas estables, las cuales, según ellos, no representan el futuro de los pagos.

Así lo sugirieron los especialistas en una nota compartida en la página web de la sucursal del Banco Central estadounidense. Expresan que, ahora mismo, los depósitos tokenizados son un sistema de pagos «que funciona bien».

Por definición, un depósito tokenizado es lo que permite a los usuarios de la banca convertir sus tenencias dentro y fuera de estas instituciones en activos digitales que operan sobre plataformas basadas en tecnología de contabilidad distribuida (DLT). Estos depósitos representarían un reclamo sobre el banco comercial del depositante, tal como sucede con un depósito regular.

Según los investigadores de la Fed de Nueva York, hay tres motivos por los cuales es buena idea preferir un depósito tokenizado en lugar de una moneda estable. El primero es que los bancos comerciales ya tienen depósitos para quienes están parcialmente respaldados por reservas. Esto evita bloquear la liquidez. Así, al tokenizarlos, «se respaldan los préstamos bancarios a la economía real y la transmisión de la política monetaria».

En segundo lugar, con estos depósitos los clientes pueden intercambiar bienes o servicios, a través de las infraestructuras de pagos ya existentes. Por ejemplo, según los especialistas, los comerciantes que reciben estos fondos a través de sistemas de pago basados ​​en depósitos no se preocuparían por el origen de ese dinero, sino que se transferirían a la par.

Y, en tercer lugar, estos depósitos tokenizados tienen «características atractivas», como el hecho der ser emitidos por instituciones reguladas y estar protegidos por seguros de hasta USD 250.000. Esto, dicen, «los hace extremadamente seguros».

Los investigadores afirman que los depósitos tokenizados «brindan un ejemplo útil de un mejor tipo de dinero que puede, y lo hace en capacidades limitadas, circular en una plataforma DLT».

Así, sostienen que, como las DLT han llevado a la proliferación de nuevos tipos de dinero, «parece que vale la pena encontrar el mejor dinero posible que se pueda usar en ese mecanismo de transferencia». Para ellos, «los depósitos tokenizados podrían ser una vía fructífera a seguir».

Investigadores del Banco de la Reserva Federal de Nueva York prefieren los depósitos tokenizados en lugar de las stablecoins. / Fuente: Wikipedia.

Una alternativa parecida

Los investigadores de la Fed de Nueva York, que prefieren los depósitos tokenizados sobre las stablecoins, parecen no tomar en cuenta que, en lo práctico, ambas formas de dinero son muy parecidas. Se parte del hecho de que operan sobre plataformas descentralizadas y que con ellas se puede acceder a bienes y servicios.

No obstante, reconocen el rápido crecimiento que han tenido las stablecoins, que, al 21 de enero de 2022, tenían una capitalización de mercado superior a los USD 155 mil millones. Esto, aunado al hecho de que ya hay, por lo menos, cinco monedas estables cuyas valoraciones superan los USD 1 mil millones.

Pero, de acuerdo con los investigadores, las monedas estables, que por lo general, tienen paridad 1 a 1 con el dólar estadounidense, pudieran conducir a una escasez de activos seguros y líquidos. Argumentan que vincularlos a un acuerdo de stablecoin, significaría que no estén disponibles para otros usos, como ayudar a los bancos a cumplir con sus requisitos regulatorios.

También, compararon a las monedas estables con los billetes de bancos privados durante la era de la banca libre en los Estados Unidos, entre 1837 y 1862, los cuales estaban sujetos a varios problemas, que los hicieron no fungibles.

Dado que los billetes de banco privados y las monedas estables subyacen a mecanismos económicos similares, la historia sugiere que las monedas estables podrían sufrir problemas similares a los de los billetes de banco privados durante la era de la banca libre.

Investigadores de la Fed de Nueva York.

Principales stablecoins por capitalización de mercado. / Fuente: CoinMarketCap.

Rechazo a las stablecoins

La impresión de los investigadores de la Fed de Nueva York contra las monedas estables refuerza la narrativa que existe por parte de la banca tradicional en contra de este nuevo dinero.

Hace unos días, CriptoNoticias reportó los comentarios del presidente del Banco Internacional de Pagos (BIS, por sus siglas en inglés), Agustín Carstens, quien afirmó que estas monedas corren el riesgo de centralizarse y, al mismo tiempo, suponer una amenaza al sistema financiero tradicional.

Según el banquero, las empresas que llevan adelante las monedas estables, como Tether o Circle, responsables de Tether (USDT) y USD Coin (USDC), respectivamente, podrían protagonizar un escenario de «dominio monetario».

Si bien él no habló de los depósitos tokenizados, sí realzó las monedas digitales de banco central (CBDC), el dinero fíat virtual. Según el directivo, éstas no tienen por qué tomar prestada su credibilidad, pues al ser emitidas directamente por un banco central, «heredan la confianza que el público ya deposita en su moneda».

 

Para contar con nuestros servicios y concejos relacionados con el área de las Criptomonedas, solo debes dirigirte al enlace web:

https://bitnessclub.com/

Jhonn Lenon M

Emprendedor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: