El fabricante de vehículos Audi ha probado que el reciclaje químico de residuos plásticos mixtos es viable técnicamente y prometedor desde el punto de vista medioambiental y financiero. Los residuos plásticos procedentes de la fabricación de automóviles pueden transformarse en aceite de pirolisis como materia prima alternativa al petróleo en la producción de componentes plásticos de alta calidad.

Los elementos de plástico para automóviles que están sometidos a niveles de esfuerzo especialmente elevados sólo pueden fabricarse, hasta la fecha, a partir de materiales primarios, que ofrecen una calidad que los plásticos reciclados mediante procesos mecánicos no alcanzan. Este hecho, unido a que los residuos plásticos mixtos no suelen estar disponibles para el reciclaje mecánico, animan a Audi a buscar alternativas.

El THINKTANK Estrategias de Recursos Industriales del Instituto Tecnológico de Karlsruhe (KIT) puso en marcha a finales de 2020 un proyecto piloto de reciclaje químico junto con la marca alemana de coches, para determinar hasta qué punto los plásticos de un vehículo pueden volver a introducirse en un ciclo respetuoso con el medio ambiente a través del reciclaje químico.

Convertir los residuos plásticos de los automóviles en aceite de pirolisis

Bajo la dirección de Dieter Stapf, del Instituto de Química Técnica del KIT, y de Rebekka Volk, del Instituto de Gestión y Producción Industrial (IIP) del KIT, los científicos investigaron la viabilidad técnica del proceso, así como su rentabilidad y su impacto en el medio ambiente.

Los resultados muestran que el reciclaje químico puede transformar los residuos plásticos mixtos procedentes de la fabricación de automóviles en aceite de pirolisis con el que sustituir al petróleo como materia prima química. Esto significa que los materiales fabricados a partir de él presentan la misma alta calidad que los materiales primarios.

Los plásticos fabricados con aceite de pirolisis pueden reutilizarse en la fabricación de automóviles para producir componentes de plástico sometidos a altos niveles de esfuerzo. “Una evaluación inicial muestra que el reciclaje químico puede ser superior a la recuperación de energía, tanto desde el punto de vista financiero como medioambiental», afirman los responsables del proyecto de reciclaje. «Una primera comparación de las cifras muestra que los costes del reciclaje químico están a la par con los precios que hay que pagar por la recuperación de energía. Además, el reciclaje químico ofrece la oportunidad de reciclar gran parte del carbono y reutilizarlo en la producción de nuevos componentes de plástico”, explican.

Plástico eres y en plástico te convertirás

Como resultado, las emisiones de dióxido de carbono en el reciclaje químico son significativamente menores que las del actual proceso de recuperación de energía, lo que beneficia al clima.

Como complemento al reciclaje mecánico, la pirolisis también convierte los residuos plásticos y compuestos mixtos en una materia prima química líquida, al tiempo que separa los componentes no deseados. Tras una etapa de purificación, este aceite de pirolisis puede transformarse en un nuevo plástico mediante procesos industriales convencionales, sustituyendo así las materias primas procedentes de fuentes de energía fósiles, como el petróleo. De este modo se conservan los recursos y la energía.

Ahora que la investigación ha demostrado su viabilidad técnica, Audi pretende escalar el proceso junto con sus socios. “Queremos establecer ciclos inteligentes en nuestras cadenas de suministro y utilizar los recursos de forma eficiente”, afirma Marco Philippi, responsable de Estrategia de Compras de Audi. “El reciclaje químico alberga un enorme potencial en este sentido, ya que si los componentes de plástico pueden fabricarse a partir de aceite de pirolisis en lugar de petróleo sin ninguna pérdida de calidad, sería posible aumentar significativamente el porcentaje de componentes fabricados de forma sostenible en los coches. A largo plazo, este proceso también podría desempeñar un papel clave en el reciclaje de vehículos al final de su vida útil”.

En resumen, el reciclaje químico de los residuos plásticos podría hacer más sostenibles los productos de Audi y eliminar las emisiones de gases de efecto invernadero a lo largo de la cadena de valor.

 

Para acceder a nuestros servicios relacionados con el área de reciclaje, solo debes visitarnos a través del sitio web:

https://disvenserca.com/productos-y-servicios