En el último año los esfuerzos de la comunidad científica y médica se han concentrado en combatir el coronavirus Sars-CoV-2 con el desarrollo de pruebas de detección precoz, la fabricación de vacunas y la definición de tratamientos para abordar las fases más agudas de la infección. 

Pero al desafío de hacer frente al virus se suma otro reto de similares proporciones: mantener el ritmo asistencial para diagnosticar y tratar a tiempo el resto de enfermedades.

En este contexto, en Ascires estamos volcando nuestra capacidad diagnóstica al servicio de los especialistas médicos y sus pacientes. La Sociedad Española de Oncología Médica alertaba recientemente que 1 de cada 5 personas con cáncer no está siendo diagnosticada (un 20% del total de casos). Estas cifras se refieren solo al ámbito oncológico, pero el problema del infradiagnóstico derivado de la pandemia afecta a patologías de muy diversa naturaleza, como las cardiovasculares, respiratorias, neurológicas, mentales y, por supuesto, a las enfermedades crónicas y raras.

80 Radiólogo y el Equipamento más Avanzado

Desde el inicio de la crisis sanitaria, en Ascires hemos puesto toda nuestra capacidad tecnológica y humana al servicio de las organizaciones médicas para contribuir a dar una respuesta ágil a patologías pendientes de abordar y a otras que se han visto agravadas por la Covid.

Contar con la mayor y más avanzada dotación de resonancias magnéticas de España (un total de 41 equipos), una amplia gama de tomografías computarizadas y ecógrafos adaptados a todas las especialidades, además de equipos de PET, PET/RM, PET/TC y densitometría -entre otros- está siendo clave para acometer el importante volumen de pruebas aplazadas. Y aún más importante es nuestro equipo humano, compuesto por 80 radiólogos altamente especializados que trabajan con equipos multidisciplinares de especialistas médicos, genetistas e ingenieros informáticos, con el objetivo de conocer en profundidad la patología de cada paciente y de abordarla desde todas las vertientes posibles.

«A partir de más de 40 biomarcadores y del uso de inteligencia artificial, la plataforma AsciresTools convierte las imágenes médicas en datos cuantificables para maximizar la precisión y la agilidad diagnóstica»

La necesidad de desplegar suficientes recursos humanos y técnicos para acelerar la actividad diagnóstica es apremiante. Los medios para lograrlo existen. Al gran potencial de las últimas técnicas de diagnóstico por imagen y medicina nuclear, se han sumado los avances en genómica. Además, el salto de gigante experimentado por la bioinformática ha hecho posible establecer sinergias entre ambas disciplinas (diagnóstico por imagen y genómica) para maximizar la precisión médica, detectar patologías en la fase más incipiente y establecer las terapias más eficaces.

En esta línea trabajamos en Ascires, aportando 50 años de experiencia en diagnóstico por imagen, 20 años de especialización en genética y un amplio know how en big data, con el desarrollo de herramientas bioinformáticas propias, como AsciresTools. A partir de más de 40 biomarcadores y del uso de inteligencia artificial, esta plataforma convierte las imágenes médicas en datos cuantificables (radiómica) para maximizar la precisión y la agilidad diagnóstica. Así, la herramienta se convierte en un aliado clave del facultativo a la hora de tomar decisiones, tanto en el ámbito diagnóstico como en el de seguimiento y control de enfermedades.

 

Para contratar nuestros servicios relacionados con el área tecnológica, solo debes dirigirte al enlace:

https://iamgbusiness.com