Volvo Cars ha invertido en la empresa de tecnología óptica y de imágenes Spectralics a través de Volvo Cars Tech Fund, su filial de inversiones de capital riesgo.

Esta inversión en el acceso a Volvo Cars a soluciones tecnológicas muy prometedoras que se encuentran en una fase de desarrollo temprano y que podrían contribuir a mejorar la seguridad de los vehículos ya revolucionar la experiencia de sus usuarios.

La empresa israelí Spectralics, que proviene del ámbito del desarrollo de la tecnología aeroespacial, crea una infraestructura óptica y de imágenes de última generación que abarca materiales, hardware y software, lo que permite una amplia variedad de funcionalidades ópticas avanzadas.

Una de las principales soluciones de la empresa es el combinador fino multicapa (MLTC), un nuevo tipo de «película» óptica fina que se puede aplicar a superficies transparentes de cualquier forma y tamaño. Integrada en el parabrisas o en las ventanillas de un vehículo, esta tecnología se podría utilizar para superponer imágenes sobre el cristal.

En una configuración de parabrisas, la tecnología permitirá crear una pantalla proyectada de gran campo visual capaz de generar una sensación de distancia a través de la superposición de objetos virtuales sobre el entorno del mundo real para generar una experiencia segura e inmersiva.

«Spectralics es una empresa fascinante con una tecnología enormemente prometedora», afirma Henrik Green, director de productos de Volvo Cars . «Contribuyendo a su desarrollo podemos sacar a la luz el potencial que sus productos podrían tener en los futuros vehículos de Volvo».

Otros usos posibles de esta tecnología, por ejemplo, filtros avanzados para diversas aplicaciones, control en el interior del habitáculo, cámaras de visión frontal anticegado y proyecciones holográficas digitales.

«Estamos muy orgullosos de colaborar con un líder tecnológico de la talla de Volvo Cars», señala Ran Bar-Yosef, cofundador y consejero delegado de Spectralics. «Vemos muchos puntos de contacto con la visión de Volvo Cars en el ecosistema y estamos convencidos de que los futuros modelos de Volvo serán perfectos para las nuevas tecnologías».

Spectralics ha participado en el programa MobilityXLab de Gotemburgo (Suecia) y forma parte de la red DRIVE de Tel-Aviv (Israel). Ambos son aceleradores para startups prometedoras con ideas que pueden abrir nuevos caminos en el sector de la movilidad. Volvo Cars es socio líder en ambas iniciativas desde 2017.

«Esta inversión es otro resultado de nuestra fructífera colaboración con MobilityXlab y DRIVE, y fortalece nuestra relación con estos socios de innovación», señala Lee Ma, director de Volvo Cars Tech Fund. «Spectralics es una buena opción de cartera para nosotros, y creemos que su tecnología tiene el potencial de marcar la pauta para la próxima generación de pantallas y cámaras».

El Volvo Cars Tech Fund es un fondo que se creó en 2018 y que invierte en empresas tecnológicas de gran potencial en todo el planeta. Centra sus inversiones en tendencias tecnológicas estratégicas que transforman el sector automovilístico, por ejemplo, la inteligencia artificial, la electrificación y la conducción autónoma.

 

Para contar con nuestros servicios relacionados con el área tecnológica, solo debes dirigirte al enlace:

https://iamgbusiness.co/